El periodico austral

El Mundo

Trump declara la emergencia nacional y libera fondos para combatir el coronavirus

El presidente estadounidense habilitó el uso de 50.000 millones de dólares del gobierno federal para ayudar a estados y alcaldías. Ya hay 1.900 casos y 41 muertos en el país.

Publicado

el

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, declaró este viernes el estado de emergencia nacional para frenar el brote de coronavirus en el país. Con esta medida, se liberan más de 50.000 millones de dólares para ayuda federal a los estados y municipios destinados a hospitales, trabajadores de la salud, equipamiento sanitario, vacunas y cualquier otro gasto para contener la pandemia. 

En una conferencia de prensa en el jardín de las Rosas de la Casa Blanca, el presidente dijo: “Oficialmente declaro la emergencia nacional”. Esto permite liberar unos 50.000 millones de dólares para ayuda sanitaria, explicó.

La ley Stafford, de 1988, habilita a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) asistir a los estados y alcaldías durante “catástrofes naturales” y coordinar respuestas a nivel nacional. La FEMA, que es una agencia que depende del Departamento del Interior, controla más de 40.000 millones de dólares en fondos federales dejados aparte por el Congreso para ayuda en un desastre inesperado. Solamente el presidente puede declarar una catástrofe bajo esta ley.

En general esta ley se asocia a catástrofes naturales y no a temas de salud. Trump la ha invocado varias veces durante su presidencia, en inundaciones en medio-oeste y en incendios en California. Pero FEMA también puede reaccionar frente a pandemias. En el 2000, el entonces presidente Bill Clinton utilizó la ley Stafford para frenar el avance del West Nile, causada por un mosquito, en New Jersey y New York.

Trump estaba bajo una fuerte presión de gobernadores y alcaldes de todo el país para que tomara alguna iniciativa para mitigar la expansión del virus, que ya registra más de 1.900 casos y 41 muertos. Ellos ya habían tomado medidas locales, como cerrar escuelas y cancelar eventos públicos, pero precisaban aún más para afrontar la situación.

También desde el Congreso, tanto legisladores republicanos como demócratas, le habían pedido a Trump esta declaración. La demócratas en el Congreso le pidieron expresamente que activara este dispositivo para financiar diversas iniciativas, como las estructuras de atención temporal.

Declarar el estado de emergencia nacional permitirá al gobierno dirigir recursos adicionales para combatir el virus. Pero también significa un punto de inflexión para Trump, que en un comienzo minimizó el tema, comparándolo con el virus de la gripe e insistiendo en que la crisis estaba bajo control.El giro comenzó el miércoles con el anunció de la suspensión de vuelos desde Europa hacia Estados Unidos.

El anuncio de emergencia Trump llegó un día después de que dijera a los periodistas que todavía no estaba listo para tomar esa medida. “Tenemos poderes de emergencia muy fuertes bajo la ley Stafford, la he memorizado prácticamente….si preciso hacer algo, lo haré”, dijo durante una reunión con el premier irlandés Leo Varadkar en el Salón Oval. “Puedo hacer muchas cosas que la gente ni siquiera imagina”, agregó.

Trascendió que algunos asesores del presidente no estaban de acuerdo con esta declaración de emergencia porque entendían que podría causar pánico en los mercados y, además, que enviaría un mensaje contradictorio ya que Trump había asegurado que el coronavirus no era más grave que la gripe común y que desaparecería pronto sin un impacto significativo en la vida de los estadounidenses. Sin embargo, los técnicos de salud no coincidían con este enfoque.

Ante el avance de los casos y las crecientes críticas a su gestión de la crisis, así como también el durísimo impacto en los mercados, Trump decidió afrontar la situación de forma más agresiva. Es un año electoral y sabe que el país mira su capacidad para resolver este drama que complica la vida a todos los estadounidenses.

Trump busca al menos frenar la explosión de casos y que el control sanitario aguante para lo que se viene. Es que el brote ha avanzado mucho estos días en el país y ha acechado también a su entorno. El presidente estuvo en una cena en Miami con el presidente brasileño Jair Bolsonaro y su jefe de prensa, quien fue diagnosticado como enfermo de coronavirus. A pesar de haber estado en contacto con esta persona y de pertenecer a una población vulnerable –tiene 73 años– Trump dice que no se hizo el test ni se someterá a una cuarentena.

Trump también conversó con el presidente francés Emmanuel Macron y coordinó con él y el resto de los líderes del G7, las siete naciones más poderosas del planeta, una “cumbre extraordinaria por videoconferencia” este lunes sobre el coronavirus.

El Mundo

El papa Francisco recibió a Elon Musk

Publicado

el

El papa Francisco recibió a Elon Musk, empresario y considerado la persona más rica del mundo, en una reunión privada de 40 minutos en su residencia de Casa Santa Marta, informaron fuentes vaticanas a Télam.

El pontífice y el responsable de las empresas de autos eléctricos Tesla y de cohetes SpaceX, entre otras, repasaron el viernes por la tarde temas generales e intercambiaron visiones sobre el futuro de la humanidad y la tecnología.

En el encuentro, Francisco y Musk compartieron puntos de vista sobre preocupaciones mutuas, como el riesgo del denominado “invierno demográfico” a partir de la baja de natalidad en muchos países y la necesidad de regulaciones en el campo de la Inteligencia Artificial, agregaron las fuentes.

Musk estuvo acompañado por cuatro de sus hijos, según se vio en una foto que el también creador de la firma Neuralink subió a sus redes sociales.

“Honrado de haber conocido al pontífice”, escribió el empresario nacido en Sudáfrica en su tuit para comentar la imagen en la que aparece junto a Francisco y cuatro de sus hijos.

Continuar leyendo

El Mundo

Incendio en Machu Picchu: Fueron dañadas 20 hectáreas del santuario del Cusco

Publicado

el

Se reportó un incendio forestal en el distrito de Machu Picchu, provincia de Urubamba, Cusco. Según informó la Municipalidad del distrito, el siniestro se originó en el sitio arqueológio de “Llamakancha”, situado en el sector de San Antonio de Torntoy. Pese a no haber dejado heridos, la emergencia ya ha destruido cerca de 20 hectáreas.
De acuerdo con información proporcionada por RPP, el incendio se habría registrado ayer en la zona que contiene andenerías incas y edificaciones de piedra. Las hectáreas afectadas habrían sido sede de vegetación y se teme el posible daño a los restos arqueológicos aledaños del lugar.

A la zona llegaron brigadas compuestas por 40 personas, entre las que se encontraban grupos de bomberos, policías, especialistas del Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado, Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, Oficina de Gestión de Riesgo de Desastres, guardaparques y ciudadanos, quienes buscan apagar el siniestro por largas horas. La Municipalidad Distrital del Machu Picchu emitió un reporte indicando que el incendio se habría propagado producto del fuerte viento en el lugar; además, pese a haber sido originado hace más de 24 horas, los esfuerzos no habrían sido los suficientes para acabar con él.
Actualmente, las empresas de PeruRail e InkaRail vienen proporcionando ayuda para el traslado y movilización del personal y equipo que viene trabajando allí y busca apoyar con la logística. Desde el lugar aseguraron que, por el momento, se está priorizando la atención y salvaguarda del sector de Pampacahua. Esta medida se da para proteger la integridad de pobladores de la zona y buscar que el fuego no se extienda más.
Además, se reportó el ingreso de las llamas a un pendiente y demás áreas naturales protegidas. Según jefe de Gestión de Riesgos, Roberto Abarca, el incendio se habría originado como consecuencia de la quema de restos agricolas que realizan algunos agricultores antes de iniciar una nueva siembra.

Continuar leyendo

El Mundo

Alberto Fernández le dijo a Johnson que no habrá avance bilateral sin negociar Malvinas

Publicado

el

Si bien hablaron de una potencial complementariedad económica entre ambos países, el mandatario argentino señaló que no existe posibilidad de avances mientras no se comience una negociación por la soberanía de las Islas Malvinas.

El presidente Alberto Fernández mantuvo este lunes una reunión con el primer ministro británico, Boris Johnson, y, si bien ambos hablaron de una potencial complementariedad económica entre ambos países, el mandatario argentino señaló que no existe posibilidad de avances mientras no comience una negociación por la soberanía de las Islas Malvinas.

En una conferencia de prensa realizada ante los medios argentinos presentes en Alemania, el jefe de Estado informó que el diálogo bilateral incluyó la temática de la guerra en Ucrania y otros temas, pero que todo intercambio era imposible sin tratar la cuestión del Atlántico Sur.

Tal como había anticipado ayer esta agencia, la reunión bilateral había sido solicitada por el Reino Unido en el marco de la cumbre del G7 que se desarrolla en Munich, Alemania.

“Jonhson me agradeció la participación en el G7 y escuchó las particularidades de la posición argentina sobre Ucrania. Pero en un momento le dije: ‘Quiero ser honesto con usted, es difícil que nos podamos sentar a hablar de otros temas sin sentarnos a hablar de Malvinas'”, dijo Fernández.

Según pudo reconstruir Télam, el encuentro, que duró media hora y se concretó en el castillo bávaro Elmau (Schloss Elmau), se inició con el intercambio sobre Ucrania con posiciones bien diferentes: mientras el británico sostiene un apoyo abierto y apuesta a una victoria militar de Kiev, Fernández señaló la necesidad de establecer negociaciones entre ambos países.

Acto seguido, el líder del partido conservador comentó acerca de la potencialidad que existe en la Argentina respecto de la agricultura, el gas y los minerales.

Según pudo saber Télam, Fernández señaló el carácter verdadero de todas esas afirmaciones, pero tal como declaró después en la conferencia, le dijo que no existe posibilidad de avance de no mediar una negociación por la soberanía de Malvinas.

Primero Johnson dijo que el tema se encuentra “cerrado” hace 40 años y defendió la autodeterminación de los isleños tal como lo hace en el caso ucraniano, afirmación que mereció una respuesta del jefe de Estado argentino en el sentido de que aquello que sucedió en 1982 fue una guerra y que, sin embargo, el Comité de Descolonización de la ONU vota, año tras año, la resolución que manda a una negociación entre las partes.

Fernández dejó en claro que Malvinas no es “un tema más”, sino que se siente en las calles. En ese sentido, reiteró que la Argentina está lista para retomar el diálogo de acuerdo con las resoluciones de Naciones Unidas.

Además, pidió el restablecimiento de vuelos regulares entre las islas y el territorio continental argentino con la aerolínea de bandera.

Respecto del encuentro, el canciller Santiago Cafiero comentó a través de Twitter: “Argentina está lista para retomar el diálogo y las negociaciones con el Reino Unido sobre la cuestión de la soberanía sobre Malvinas, de acuerdo con las resoluciones de Naciones Unidas”.

“Argentina apuesta por la paz, el fin del colonialismo y la vigencia del derecho internacional”, agregó el titular del Palacio San Martín.

Además, fuentes diplomáticas argentinas destacaron al cabo del encuentro que “se ‘malvinizó’ la relación y se deja atrás la política de (el expresidente) Mauricio Macri respecto del archipiélago”.

La comunicación del Reino Unido

Por su parte, el Gobierno británico emitió un comunicado en el que confirma el tono de lo anticipado por Télam.

“Los líderes discutieron el conflicto en Ucrania. El Primer Ministro subrayó la importancia de que la comunidad internacional defienda la soberanía de Ucrania al respaldar el pedido de apoyo internacional del presidente (Volodomir) Zelenski”, señalaron desde Downing Street.

El Reino Unido reconoce que Fernández planteó el tema de las Islas Malvinas durante el encuentro.

“El Primer Ministro se mostró firme en que su soberanía no está en entredicho. El Primer Ministro enfatizó que los habitantes de las Islas Malvinas, como todas las personas, tienen derecho a la libre determinación”, afirmó el Gobierno británico, insistiendo con argumentos que ya fueron desestimados por la Organización de las Naciones Unidas.

Fuente: Telam

Continuar leyendo

Notas mas destacadas