El periodico austral

El Mundo

Francia volvió a la clases presenciales

Tras dos meses de educación a distancia por el nuevo coronavirus, la vuelta a las clases presenciales la semana pasada estuvo marcada por la controversia en Francia, donde padres, alumnos y docentes manifestaron sentimientos encontrados por la reapertura de los establecimientos, en un país en el que la pandemia causó más de 144.000 infectados y 28.000 muertos.

Publicado

el

Cuando el primer ministro francés, Édouard Philippe, anunció a finales de abril la reapertura de las escuelas como un “imperativo de justicia social” y “pedagógico” ante el Parlamento, los diputados opositores criticaron la medida por considerarla prematura y forzada.

Los legisladores rechazaron, sobre todo, que la reanudación de las clases sea “voluntaria” y no obligatoria, por dejar esa decisión “odiosa” y “angustiante” a los padres.

La medida iba también contra la opinión del Comité de Científicos y de la Federación de Médicos, que la veían como “un riesgo inútil”, pero la Asociación Francesa de Pediatría la respaldaba por estimar que la Covid-19 afectaba poco a los niños y estos eran menos contagiosos que los adultos.

El gobierno defendió la iniciativa como un “desafío prioritario” para reincorporar al sistema educativo a los alumnos “perdidos” por la educación a distancia y organizó reuniones con sindicatos, asociaciones de padres, autoridades locales y expertos para definir el regreso progresivo a las aulas.

El 11 de mayo fue el turno de reabrir las guarderías, jardines de infantes y escuelas primarias de todo el país, mientras que el pasado lunes se reanudaron los colegios secundarios, pero sólo para los alumnos de 11 a 13 años y en las zonas donde la circulación del virus era menor.

“Es una vuelta complicada porque los maestros están divididos entre la alegría de reencontrar a sus alumnos y el hecho de volver en estas condiciones que nada tienen que ver con la escuela de antes”, afirmó Francette Popineau, vocera del sindicato docente SNUipp-FSU, el más importante del país.

Para Popineau, los educadores están “perturbados” porque en pos de la seguridad y la salud de los chicos “deben impedirles vivir su vida de niños”.

Unos sentimientos experimentados por Laetitia Boute, maestra de primaria en una escuela de Boulogne-sur-Mer, en el norte del país, quien siente temor por la rigidez del protocolo sanitario y felicidad por reencontrar a sus alumnos, si bien de momento sólo cuatro de 27 volvieron al aula.

En su institución, ubicada en una zona desfavorecida de la ciudad, sólo el 15% del total de estudiantes retomaron las clases, mientras que en los barrios más acomodados la cifra asciende al 80%.

“El desconfinamiento ahondó las diferencias entre los medios sociales. Nosotros perdimos una decena de alumnos en estos dos meses”, admitió la docente en diálogo con Télam.

Según explicó, muchos de los padres eligieron no mandar a sus hijos a clase por tres motivos: pueden cuidarlos en casa por no tener empleo, tienen mucho miedo al virus y, al final, la escuela no es algo prioritario para ellos.

“Pero los niños que volvieron están felices y para nada traumatizados por el protocolo”, aseguró.

Una afirmación compartida por Claire y Francois, quienes decidieron enviar a sus tres hijos de vuelta al jardín porque sintieron que la anormalidad del aislamiento los afectaba.

“Los chicos volvieron re contentos. Nos compartieron más sobre el jardín que antes y notamos que les hace bien ir”, señaló Francois.

Como las clases fueron divididas, los nenes van dos veces por semana, en vez de cuatro, pero la vuelta ayudó a esta familia de las afueras de Lyon, en el sudeste del país, a respirar un poco y reencontrar un equilibrio, precisaron.

Ambos se dijeron satisfechos con las medidas tomadas y los esfuerzos de los docentes por respetar las reglas sin sacrificar el contacto con los alumnos.

“No hay una paranoia al punto de no tocar más a los niños”, contó Claire, quien, sin embargo, se vio afectada por una canción que le enseñaron a su hijo de tres años que dice que no deben tocar a los demás para protegerse.

“Me pareció triste, es un poco lo contrario de todo lo que queremos enseñarles”, reconoció.

Las estrictas medidas sanitarias fueron justamente lo que empujó a los Tresserras, una familia que vive en una granja en el sudoeste del país, a no llevar a sus hijos de nuevo al jardín.

“El protocolo sanitario nos pareció demasiado restrictivo y, de momento, los chicos no tienen ganas de volver”, explicó la madre.

Otros padres, en cambio, no tuvieron elección por tener que retomar sus trabajos.

Ese fue el caso de Lucie Bauster, profesora de biología en una secundaria bilingüe de los suburbios de Lyon, quien expresó su felicidad por volver a la enseñanza presencial, aunque no ocultó sus temores.

“Estamos tensos y, además, cansados porque estos últimos meses tuvimos el triple de trabajo”, dijo en referencia a la educación a distancia.

En tanto, Isabel Nebreda, profesora de español en dos secundarias de las afueras de París, seguía con las clases telemáticas por encontrarse en una llamada zona roja, donde la reapertura de los colegios será decidida el próximo jueves en función de la evolución de la pandemia.

Consultados por el balance de estas dos semanas, desde el Ministerio de Educación optaron por la prudencia.

“Es una reapertura muy progresiva y aún esperamos las directivas que dará el gobierno la semana próxima para saber cómo continuar”, concluyeron.

El Mundo

Covid Cero: Grandes ciudades chinas están relajando sus restricciones

Publicado

el

Ciudades como Pekín, Cantón (sureste), Shenzhen (sureste) o Chongqing (centro) continúan relajando algunas de sus restricciones anticovid después de que el Gobierno declarase que “se dan las condiciones para ajustar medidas”, si bien la capital china refutó este sábado rumores de una “apertura total”.
Cantón, pese a lidiar desde hace semanas con un rebrote que arroja miles de nuevos casos diarios, prosigue una reapertura relativa que comenzó a mediados de semana.

“En mi distrito ya no es necesario mostrar un resultado negativo de PCR para entrar a establecimientos”, explicó a Efe una residente de la ciudad, que registró esta semana choques de manifestantes en barrios confinados con fuerzas de seguridad.
Las pruebas PCR realizadas en las 72 horas previas o menos son necesarias desde hace meses en las ciudades chinas para acceder a lugares como supermercados, parques o tiendas, dando pie a largas colas en las cabinas de tomas de muestras que han creado descontento en la población.

El rebrote de Cantón arroja cifras de contagios que en el pasado habrían desembocado inevitablemente en un confinamiento general como el que padecieron las ciudades de Wuhan (centro), Shanghái (este) o Xian (centro), entre otras.
Sin embargo, la urbe, de más de 10 millones de habitantes, ha reabierto centros comerciales, restaurantes y servicios de transporte público, marcando un desvío con respecto a la política seguida por China desde hace más de dos años.
Señales políticas
Los internautas chinos han incluso compartido vídeos de las ruedas de prensa del Gobierno de la ciudad en los últimos días, en las cuales los portavoces y funcionarios se quitan la mascarilla antes de comenzar la conferencia, como una señal de un ajuste de la política de “cero covid”.
Mientras tanto, la vecina Shenzhen anunció hoy que ya no será necesario mostrar un resultado negativo de PCR para usar el transporte público o entrar a parques y atracciones turísticas, aunque sí se debe atestiguar mediante una aplicación de seguimiento que no se ha pasado por una zona considerada de riesgo.
Por su parte, la megalópolis central de Chongqing, con más de 30 millones de habitantes en su término municipal de un tamaño superior al de Panamá, anunció recientemente que permitirá que algunos contactos cercanos de contagiados hagan cuarentena en casa, lo que supone un giro considerable con respecto a la política vigente durante estos años.
La directriz de “cero covid”, a la que China permanece aferrada desde hace más de dos años, consiste en el aislamiento de todos los contagiados y sus contactos cercanos, estrictos controles fronterizos, confinamientos parciales o totales en los lugares donde se detectan casos y pruebas PCR constantes a la población urbana.

Continuar leyendo

El Mundo

Para Ucrania, el tope de precios al petróleo destruirá la economía de Rusia

Publicado

el

Ucrania afirmó este sábado que la imposición de un tope de precios al petróleo de Rusia, anunciada en la víspera por la Unión Europea (UE), los países del G7 y Australia, hundirá la economía del segundo mayor exportador mundial de crudo.

“Siempre alcanzamos nuestro objetivo y la economía de Rusia será destruida y Rusia deberá asumir la responsabilidad de todos sus crímenes”, afirmó en Telegram el jefe de gabinete presidencial en Kiev, Andriy Yermak.

Los 27 países del bloque europeo, el G7 que integran las economías más avanzadas y Australia acordaron el viernes imponer un precio máximo de 60 dólares al barril de petróleo ruso, una iniciativa inédita que apunta a erosionar una fuente clave para Moscú para financiar su ofensiva en Ucrania.

La medida, que sigue el acuerdo alcanzado en el G7 para un fijar un tope entre 65 y 70 dólares al crudo ruso, entrará en vigor el lunes, junto a una prohibición de la UE -adoptada en octubre- a comprar petróleo ruso por mar.

Se trata de una nueva escalada de las sanciones impuestas por los países occidentales a Moscú desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania el pasado 24 de febrero.

El tope de precio al crudo ruso fue inicialmente anunciado por el bloque europeo, tras días de intensas negociaciones, y luego fue también adoptado por los países del G7 y Australia.

Con esta decisión, las naciones occidentales pretenden evitar que Rusia “obtenga ganancias de su guerra agresiva contra Ucrania” y “apoyar la estabilidad en los mercados energéticos mundiales”, según detallaron los países en un comunicado conjunto.

La Casa Blanca saludó el acuerdo alcanzado en Bruselas, que, según el vocero del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, “ayudará a limitar la capacidad de (el presidente ruso Vladimir) Putin de beneficiarse del mercado petrolero para financiar una máquina de guerra que continúa matando ucranianos inocentes”.

Rusia recaudó unos 70.000 millones de dólares de sus ventas de crudo a los países de la UE desde el inicio del conflicto

Rusia recaudó unos 70.000 millones de dólares de sus ventas de crudo a los países de la UE desde el inicio del conflicto, según Phuc-Vinh Nguyen, experto en temas energéticos del Instituto Jacques Delors, una suma mayor al presupuesto militar anual ruso.

Los detalles de una medida que entrará en vigor el lunes

El mecanismo consensuado prohibirá a los buques cisterna transportar petróleo ruso hacia estas naciones a un precio superior a los 60 dólares y también impedirá que los proveedores de servicios no vendan crudo ruso a terceros países por encima de este tope.

“Tomamos nota de que esto es en interés económico de estos países, ya que las importaciones por debajo del precio máximo ayudarán a reducir los precios de la energía y restringirán la capacidad de Rusia para beneficiarse aún más de la prima de guerra que ha estado ganando”, precisaron.

Al mismo tiempo, se estableció un mecanismo corrector para lograr que el tope se revise periódicamente y se sitúe al menos el 5% por debajo del precio de mercado.

Las aseguradoras europeas tampoco podrán firmar pólizas superiores al tope de 60 dólares, en este caso en busca de limitar los ingresos obtenidos por Rusia de sus exportaciones a países como China e India, que no imponen ningún tipo de sanciones a Moscú.

Rusia, el segundo exportador mundial de petróleo

Rusia es el segundo exportador mundial de petróleo y, sin esas medidas, le resultaría fácil hallar nuevos mercados.

Polonia, un aliado estrecho de Ucrania, quería que la UE impusiese un tope mucho más bajo para acelerar la demolición de la economía rusa, y Kiev lamentó que eso no hubiese ocurrido. “Se hubiese tenido que rebajar a 30 dólares (el barril) para destruirla más rápidamente”, escribió Yermak.

Continuar leyendo

El Mundo

Advierten sobre el surgimiento de otra variante riesgosa de Covid

Publicado

el

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó hoy que puede surgir una nueva variante del virus de coronavirus con “una mortalidad significativa”.
“Los huecos en la vigilancia, en las pruebas, en la secuenciación y en la vacunación siguen creando las condiciones perfectas para que surja una nueva variante preocupante que podría causar una mortalidad significativa”, señaló en conferencia de prensa.
De todas formas, el funcionario remarcó que “el 90 por ciento de la población mundial tiene ahora algún nivel de inmunidad al covid, debido a una infección previa o bien a la vacunación”.
Asimismo, el especialista puntualizó que “Estamos mucho más cerca de poder decir que la fase de emergencia de la pandemia ha terminado, pero aún no hemos llegado a ella”.
Por otra parte, Ghebreyesus recordó que la semana anterior se cumplió un año de la aparición de la variante ómicron, la más contagiosa, y recordó que actualmente hay más de 500 subvariantes de la misma, todas de alto riesgo.

Continuar leyendo

Notas mas destacadas